EL LAMENTO DEL PAPA POR LAS HERMANAS MUERTAS

8843449559_b0eba084a8
0 Comentarios 413 Visitas

Cuatro misioneras de la Madre Teresa (a la que el Papa elevará a los altares el 4 de septiembre) fueron asesinadas en Yemen

El ceño fruncido y la voz rota por la emoción. Francisco puso de manifiesto su tristeza por la trágica muerte de cuatro Misioneras de la Caridad, la congregación fundada por la Madre Teresa de Calcuta, asesinadas junto a otras 12 personas. El crimen fue llevado a cabo por un comando armado que atacó la residencia de ancianos que administraban en la ciudad de Aden.

“MÁRTIRES DE HOY QUE DIERON SU SANGRE”

Las palabras de Francisco resuenan en la Plaza de San Pedro mientras los fieles permanecen en silencio: “Quiero expresar mi cercanía a las Misioneras de la Caridad por la gran pérdida que han sufrido por la muerte de cuatro hermanas en Aden, Yemen, donde atendían a personas de la tercera edad. Oro por ellas, por las otras personas que murieron en el ataque y por sus familiares”.

Luego Francisco volvió a denunciar que en casi todas las partes del mundo hay religiosos cristianos que, por desgracia, pagan con sus vidas el tratar de ayudar a los demás: “¡Estos son los mártires de hoy! No aparecen en las portadas de los periódicos, no son noticia: ellos dan su sangre por la Iglesia”.

Mujeres y hombres mueren mientras los Estados, las organizaciones internacionales y la prensa permanecen en silencio: “Estas personas son víctimas del ataque de los que las mataron, pero también de la indiferencia, de esta globalización de la indiferencia, a la cual nada importa. Madre Teresa acompaña desde el cielo a tus mártires, a estas hijas de la caridad; e intercede por la paz y el sagrado respeto a la vida humana”.

Estas palabras fueron seguidas por un telegrama de condolencias en el que el Papa expresó: “Sus muertes deben despertar las conciencias, conducir a un cambio del corazón e inspirar a todas las partes a deponer las armas y embarcarse en el camino del diálogo”. En el nombre de Dios, Francisco llamó “a todas las partes en el conflicto a renunciar a la violencia y a renovar su compromiso con la gente de Yemen, en particular con los más necesitados”.

Y eso no es todo: durante los ejercicios espirituales realizados en Ariccia el padre Hermes Ronchi, que tuvo a su cargo las meditaciones, recordó a las religiosas y el Pontífice pidió nuevamente orar por ellas.

LA MADRE TERESA SERÁ SANTA EN SEPTIEMBRE

Mientras tanto, el martes 15 de marzo se llevó a cabo un consistorio para la canonización de algunos Beatos, entre los cuales está la madre Teresa.

Así será oficializada la canonización de la religiosa albanesa que fue beatificada por Juan Pablo II: la fecha para el rito es el 4 de septiembre.

 

 

 

LA GUERRA QUE ESTÁ ASOLANDO A YEMEN

Más de 6 mil víctimas en el último año y medio. El 80% de la población ha caído en la inanición. Esta es la postal trágica del Yemen, el más pobre de los estados de Oriente Medio. La situación se ha desplomado a partir de 2012, tras la caída del régimen de Ali Abdullah Saleh, presidente del país desde 1990 y expresidente de Yemen del Norte desde 1978 (Yemen del Norte y del Sur se convirtieron en un solo estado en 1990). Desde de su salida de la escena el país está inmerso en una permanente guerra civil: de un lado, la milicia del movimiento chiíta (una de las ramas del Islam) Houthi y del otro los partidarios del depuesto presidente Abd Rabbo Mansour Hadi.

La ciudad de Adén, en la que murieron las cuatro misioneras, es hoy en día el teatro de los enfrentamientos más sangrientos.

Matteo Valsecchi

×

Comments are closed.