UNA CASA ABIERTA A LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO DE DROGAS

Casa Abierta
0 Comentarios 323 Visitas

EN 1974, LOS OBISPOS DOMINICANOS CREARON UNA ENTIDAD EN RESPUESTA AL PROBLEMA DE LA DROGADICCIÓN

Carlos Arturo Guisarre

Casa Abierta es una organización sin fines de lucro que desde 1974 trabaja de manera firme en la reducción del consumo problemático de drogas y en el acompañamiento a colectivos sociales, con el fin de promover el desarrollo sano de las comunidades donde operan. La misión institucional es prevenir que los niños, niñas y adolescentes a su alcance sean atrapados por el mundo de las drogas.

Con presencia en Santo Domingo, San Francisco de Macorís, provincia Duarte, y desde hace nueve años en Santiago de los Caballeros, esta entidad también funciona como ente asesor para identificar en las comunidades de los colectivos con los que trabaja, cuáles son sus necesidades y cómo accionar de manera correcta para cubrirlas o mejorarlas.

En principio, Casa Abierta es una respuesta de los obispos dominicanos al flagelo de la drogadicción, considerado uno de los principales elementos que corroen a la juventud.

Según Juan Raddamés de la Rosa Hidalgo, director ejecutivo de Casa Abierta, la labor en pro del desarrollo comunitario de la organización tiene que ver con el fortalecimiento de colectivos sociales, es decir, que sean capaces de mirar más allá de su nariz en el plano de su comunidad y de que tengan las capacidades para saber cómo hacer incidencia para mejorar su entorno y su calidad de vida. 

El proceso de acompañamiento a movimientos juveniles nació de un diagnóstico que la institución hizo en las comunidades donde tiene presencia. A partir de ahí, Casa Abierta ha promovido la Ley General de Juventud 49-00, pues ha generado un diálogo con organizaciones juveniles y el Gobierno dominicano para dar a conocer y mejorar dicha legislación.

En el camino, se creó la campaña “Escúchame porque mi opinión es importante”: un llamado a los funcionarios públicos con respecto al cumplimiento de Ley de Juventud; también, para que la gente joven conozca los derechos enmarcados en esa legislación.

Casa Abierta logró colocar el tema de drogas en la palestra pública desde una visión profesional, que se reconociera como una problemática de Salud Pública, acciones preventivas con niños en las escuelas y comunidades, la promoción de estilos de vida saludables y la implementación de espacios de coordinación tanto intersectorial como interinstitucional. Cada año, acompañan entre 50 a 60 mil personas a través de animadores y/o mediadores, que entregan de su tiempo y esfuerzo de manera voluntaria. 

“El juego constituye la ocupación principal del niño, así como un papel importante, pues a través de éste puede estimularse y adquirir mayor desarrollo en diferentes áreas como la psicomotriz, cognitiva y afectivo-social. Además, el juego en los niños tiene propósitos educativos y también contribuye al incremento de sus capacidades creadoras, por lo que es considerado como un medio eficaz para el entendimiento de la realidad”, estima el director ejecutivo de Casa Abierta, también psicólogo de profesión.

Por medio del juego, expresó de la Rosa Hidalgo, los niños pequeños experimentan, aprenden, reflejan y transforman activamente la realidad. Los infantes crecen a través del juego, por eso no se deben limitar en esta actividad.

Es por ello, que para celebrar su 41 aniversario, Casa Abierta inauguró en su sede del Barrio Simón Bolívar, en Santo Domingo, la “Ludoteca, Casa de la Infancia”, un espacio para facilitar que los niños y adolescentes de ese popular sector puedan ejercer su derecho al juego, en adición a esto, es la piedra angular en la estrategia de la organización para mantener a los niños a su alcance fuera de las drogas.

El director ejecutivo de la entidad explicó que la Ludoteca tiene como objetivo principal desarrollar estrategias preventivas para alejar a los jóvenes y a los niños de las calles, en donde están expuestos a los vicios.

“Lo que pretendemos es que ellos hagan de este espacio su hogar, que puedan jugar libremente de manera organizada y desarrollar sus talentos, con el apoyo de los psicólogos con los que contamos en el centro”.

Darle la mano a un niño o niña hoy, evitará una persona frustrada e inadaptada en el futuro, que pueda causar problemas a sí misma, a los suyos y a la sociedad, tal como expresó el director ejecutivo de Casa Abierta, quien asegura sentirse orgulloso de estar en primera línea en la lucha contra las drogas.

 

×

Comments are closed.