Arquidiócesis salvadoreña se manifiesta sobre caso de vicarios

0 Comentarios 363 Visitas

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, pidió perdón por los dos casos cometidos de abuso a menores de edad.

Durante la homilía dominical en la catedral de San Salvador el 29 de noviembre, el arzobispo José Luis Escobar se comprometió a “limpiar” la iglesia salvadoreña ante cualquier crimen cometido por sacerdotes locales.

Dos vicarios están siendo señalados de haber cometidos crímenes de abuso sexual a menores. Tal es el caso de Jesús Delgado, de 77 años, que ha sido acusado de violar a una mujer de 42 años, cuando ella tenía entre 9 y 17 años.

El segundo caso es el del sacerdote Juan Francisco Gálvez, quien ha estado realizando sus labores en la iglesia del municipio de Rosario de Mora, no fue hasta el 15 de octubre de este año que ha sido destituido por la Iglesia Católica de San Salvador.

Autoridades de la Iglesia salvadoreña realizaron una rueda de prensa, en la cual estaban presentes el obispo auxiliar, Gregorio Rosa Chávez;  el canciller eclesial, Rafael Urrutia y el arzobispo Escobar, donde manifestó: “me comprometo a luchar con todas mis fuerzas para limpiar de este crimen a nuestra diócesis”.

Los dos casos han sido investigados, donde uno de los resultados manifiesta que Gálvez  es acusado de abuso sexual de varias víctimas, actos que fueron cometidos cuando ellos eran menores; sin embargo este ha sido suspendido;  en el caso del padre Delgado, ya determinó en la legislación civil local, de ser culpable podría ser enjuiciado en un tribunal común.

Además, Escobar advirtió que “siempre estaremos a favor de la víctima para protegerla y ayudarla”, y realizar todas las acciones necesarias con los sacerdotes culpables para que enfrenten a la justicia.

 

Karina Cedillos

1 diciembre, 2015

×

Comments are closed.