Impresionada con la Capilla Sixtina y su magnífico arte

20150915082532_small
0 Comentarios 125 Visitas

UNA PANAMEÑA CONOCIENDO LA SANTA SEDE Y EL CORAZÓN DE LA RELIGIÓN CATÓLICA 

Kathia Acosta

Visitar la Ciudad de Roma por su historia, religión y hermosos paisajes siempre había sido un deseo que esperaba cumplir algún día. Asistir a una boda en compañía de su mejor amiga, hizo posible el viaje de la panameña Gina Knight a la “Ciudad Eterna”, como es conocida históricamente.

Dentro de las actividades previas a la ceremonia nupcial a la que asistiría, estaban recorridos por las calles y monumentos, así como el deleite de los platos típicos de la gastronomía romana. Sin embargo, lo primero en su lista de sitios por visitar fue sin duda alguna los Museos del Vaticano, la Capilla Sixtina y la Plaza de San Pedro. Desde Panamá había preparado su tour para conocer la extensa colección de obras de la Iglesia Católica.

Nos relata que ya le habían comentado que era una experiencia sin igual, la cual ansiaba vivir personalmente. La primera parada fue la Capilla Sixtina, las palabras se quedaron cortas para definir el significado de apreciar las obras pictóricas más complejas y más bellas de toda la historia del arte, a cargo de Miguel Ángel.

“Como mujer católica, era uno de los lugares que más me interesaba conocer, porque allí está plasmada toda la historia de Moisés y Jesucristo de manera artística. Al entrar a la Capilla (Sixtina) no puedes hablar, hacer ruidos, ni tomar fotos, lo que te permite adentrarte en un ambiente de paz, tranquilidad y conexión con Dios. El sentimiento para mí fue inexplicable”, estas fueron las palabras expresadas por Gina. Y agregó: “Para mí era increíble como toda la historia desde nuestros ancestros, permanecía plasmada tan finamente en cada una de sus paredes, techos y arquitectura en general dentro del Vaticano”.

 

CIUDAD QUE ENAMORA

En Roma se respira una ambiente de paz, de emoción en cada una de sus plazas y personas que deciden visitarla. “Para mí, es una ciudad a la que de seguro regresaré, es imposible no enamorarte, tiene variedad para todos los gustos, desde cultura, religión, arquitectura, gastronomía, paisajes y mucho más”, resaltó.

Gina también pudo conocer otros lugares del centro histórico, entre ellos el Coliseo, el Foro y el Palatino Romano. Para cada uno de ellos nos relató sus emociones vividas. “Sientes de manera palpable la historia del Imperio Romano porque mantienen las edificaciones increíblemente en buen estado y es admirable como reviven la historia en sus explicaciones, lo cual te hace remontarte en aquellos tiempos”.

Hizo su recorrido por el Panteón de Agripa, la famosa fuente del Barroco Fontana de Trevi, la Plaza de España con su escalinata de 135 peldaños que sube hasta la iglesia de Trinitá dei Monti y la barroca Fontana della Barcaccia. “Definitivamente, pudiera seguir mencionando muchos más lugares, porque cada una de las plazas alrededor del centro tiene una historia fascinante que ver”.

Al preguntarle cuál sería el primer lugar que visitaría si tuviera la oportunidad de volver, sin duda alguna dijo: “Nuevamente elegiría recorrer el Museo del Vaticano y la Capilla Sixtina como primera opción, para volver a admirar las miles de obras de arte recogidas por la Iglesia Católica durante más de cinco siglos. Pero esta vez añadiría asistir a la audiencia con el Papa, que se realiza en la Plaza de San Pedro, para añadirle un grado más de espiritualidad a mi segunda visita. Este es uno de esos lugares que todos deberían visitar al menos una vez en la vida”.

 

NOTA AL PIE:

* Los Museos Vaticanos son las galerías y demás estancias de valor artístico propiedad de la Iglesia y accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. Muestran obras de una extensa colección de la Iglesia Católica.

×

Comments are closed.