“SANTIDAD, LE TRAIGO MUCHOS DISCOS DE TANGO”

0 Comentarios 209 Visitas

Francisco recibió al nuevo presidente argentino, Mauricio Macri, al que ya conocía en Buenos Ayres, que le regaló…

Ambos comparten la pasión por la música, especialmente por el tango, en lo que podría ser el inicio de una nueva amistad. Francisco y Mauricio Macri, el presidente argentino, se conocían desde hace años y, a menudo en Buenos Aires, cuando Bergoglio era cardenal y Macri el jefe de gobierno de la ciudad, se reunían en la oficina frente a la Plaza de Mayo para discutir asuntos de la iglesia y la urbe. Pero esta vez, en el palacio apostólico de la Biblioteca del Vaticano, se reunieron como Jefes de Estado y su apretón de manos tuvo otro sentido.

A pesar de la formalidad de la reunión, el Papa deseó que el líder argentino se sienta cómodo, conversando, haciendo un par de chistes y recomendándole “paciencia con su tierra”, tan hermosa y tan complicada!

Macri llegó a Roma con su esposa, Juliana Awada, su hija Antonia y algunos gobernadores de las provincias argentinas, incluyendo a Roxana Bertone, de Tierra del Fuego, que abrazó y besó el Papa con afecto, rompiendo los patrones ceremoniales.

Fue agradable el momento del intercambio de regalos. Macri le trajo al Pontífice una prenda tradicional, un poncho; dulces, 12 CD de música argentina (tango y chamamé) y la cruz de madera de Matara, recuperada por arqueólogos, que data de la época de las misiones jesuíticas en la Argentina.

Francisco le regaló una copia de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium y la Encíclica Laudato Si, además de un medallón con un olivo. “Me gusta dar esta medalla a los jefes de estado, dijo, es un olivo con dos ramas y en el medio hay algo que separa pero el olivo los une. Así tendrá usted trabajar para unir al país”.

Macri invitó a Francisco a viajar a la Argentina. “Este año será imposible – respondió el Papa- pero tal vez el año que viene pueda ir”. En la entrevista, que duró 22 minutos, fueron tocados temas importantes. Se hizo hincapié en el tráfico de drogas, la corrupción y la lucha contra la pobreza; que son los peores males de América Latina en los que Francisco insistió durante su viaje a México. También se puso el énfasis en el compromiso con la paz, la justicia, la formación de las jóvenes generaciones y en el respeto a los derechos humanos.

Cecilia Sepia

×

Comments are closed.