LOS SECRETOS DEL CÓNCLAVE

eleccion-del-papa-2
0 Comentarios 401 Visitas

Para celebrar los tres años del papado de Jorge Mario Bergoglio revivimos el cónclave que en 2013 lo llevó al trono de Pedro

 

Con gran alegría y emoción estamos celebrando el tercer año del pontificado de Francisco. Era el 13 de marzo 2013 cuando lo vimos en el Balcón de las Bendiciones de la Basílica de San Pedro. Inmediatamente tuvimos la impresión de que Jorge Mario Bergoglio era una persona especial. Aún más especial de lo que un Papa ya es en sí mismo. Como dicen en Roma, él aportó lo suyo: sorprendió con su renuncia a los oropeles y a la cruz y el anillo de plata, con el pago de su cuenta a la Casa del Clero, con su inseparable bolso de viaje, con su residencia en la Casa Santa Marta…

EL CÓNCLAVE, UN RITUAL ANTIGUO Y FASCINANTE

Sin embargo no debemos olvidar que, aunque es un pontificado innovador en muchos aspectos, la elección de Francisco se produjo a través de uno de los ritos más tradicionales de la historia de la Iglesia: el cónclave. Y poco cambia aún cuando el que llevó a Francisco al trono de Pedro, renunció como Papa.

El cónclave se lleva a cabo hoy día de acuerdo con las reglas de la Universi Dominici Gregis (“Todo el rebaño del Señor”), un documento promulgado por el Papa Juan Pablo II y actualizado por Benedicto XVI, aunque sus primeras reglas se remontan al año 1274.

Como sabemos, el Papa es elegido por los cardenales electores, los que hasta el día anterior a la “sede vacante” (el período en que no hay un Papa) no han cumplido 80 años. En el caso de Bergoglio, el 12 de marzo 2013, fueron 115 los reunidos en la Capilla Sixtina.

QUÉ SUCEDIÓ EL 12 DE MARZO DE 2013

Después de asistir por la mañana, a la Basílica de San Pedro, a la misa votiva Pro Eligendo Papa (Misa por la elección del Papa), por la tarde ingresaron en procesión a la Sixtina, invocaron al Espíritu Santo para que los guíe y juraron. Luego, después del “Extra Omnes” (“Todos afuera”, es decir, la salida de la Capilla de todos excepto los electores), con las puertas de la Sixtina ahora selladas, comenzaron las votaciones que, en el segundo día, en la quinta votación, dieron al mundo a Francisco.

Lo que ocurrió antes de la apertura del cónclave se puede ver en las fotografías de estas páginas. Encuentra más información y fotografías especiales en nuestra edición impresa del mes de marzo.

 

Tiziana Lupi

×

Comments are closed.