LOS REGALOS QUE DICAPRIO LLEVÓ AL PAPA… TE SORPRENDERÁS

Papa-recibio-actor-converso-ambiente_LNCIMA20160128_0077_5
0 Comentarios 171 Visitas

El gran actor estadounidense se reunió con Francisco

Traje oscuro, camisa blanca, corbata y la expresión un poco avergonzada de quien, acostumbrado a ocupar el centro de la escena sabe que esta vez  está delante de alguien mucho más importante que él. Por lo cual no se olvidó de besar el anillo varias veces. Hablamos de Leonardo DiCaprio, la estrella de Hollywood nominada a un Oscar por su actuación en la película The Revenant, que fue recibido por el papa Francisco en una audiencia privada.

En una breve reunión, aproximadamente un cuarto de hora, hablaron de un tema que ambos tienen en común, pues DiCaprio comparte el interés del Pontífice en el tema ambiental y su preocupación por el futuro de nuestro planeta.

Por una parte, el Papa dedicó a la protección de la creación su encíclica “Alabado Sea”, por la otra Di Caprio creó una fundación que se ocupa de la protección del medio ambiente y ha participado recientemente en dos eventos muy importantes: la Cumbre de las Naciones Unidas en París y el Foro Económico Mundial de Davos, donde también recibió el “Premio Cristal” por su contribución a la causa ecológica.

La reunión tuvo lugar en un ambiente relajado, en el que Francisco estuvo sonriente desde la llegada del actor estadounidense al Palacio Apostólico: “Su Santidad, gracias por esta audiencia privada que me dedica”, dijo DiCaprio en un italiano casi perfecto antes de que Bergoglio, en inglés, lo invitara a sentarse. Luego los idiomas se invirtieron: inglés para DiCaprio e italiano para Francisco, con el apoyo indispensable de la traducción simultánea.

Los dos, por supuesto, hablaron principalmente sobre el medio ambiente y el actor le presentó al Papa a su fundación que apoya a la lucha contra la contaminación, el calentamiento mundial y que financia actividades ambientalmente sostenibles.

Probablemente Francisco no conociese a DiCaprio como actor: sabemos que, a pesar de haber sido un apasionado desde la infancia, no va al cine hace mucho tiempo pues, de acuerdo a las informaciones más recientes que hemos recibido sobre el tema, la última película que vio sería La Vida es Bella, de Roberto Benigni. Desde que fue elegido Papa ni siquiera entró a la Filmoteca Vaticana donde, en el Palacio de San Carlos, justo en frente a Santa Marta, tiene una sala de cine solo para él.

La reunión entre ambos fue cordial, en particular en el momento del intercambio de regalos. Di Caprio entregó a Francisco un libro sobre el pintor holandés del siglo XV Hieronymus Bosch y, mientras lo hojeaba, le explicó el motivo de su elección. Le señaló el tríptico El jardín de las Delicias y le comentó: “Cuando era pequeño estas imágenes estaban sobre mi cama. Mi padre las había puesto allí: yo no entendía lo que significaba, pero a mis ojos de niño representaba a nuestro planeta. La utopía a la que hemos renunciado por la superpoblación y los excesos. En el tercer panel hay un cielo ennegrecido que, para mí, es lo que está pasando en nuestro medio ambiente” dijo y señaló que esta pintura hoy también representa la preocupación de Francisco por el medio ambiente. Al libro DiCaprio añadió un cheque de su fundación para las actividades de caridad del Santo Padre.

El Papa, por su parte, regaló a DiCaprio una copia forrada en cuero rojo de la encíclica Alabado Sea y una de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium junto a un rosario que Francisco también donó a George DiCaprio, padre del actor, que asistió a la reunión.

A la hora de la despedida, Francisco le pidió dos veces a DiCaprio que no se olvide de rezar por él.

Tiziana Lupi

×

Comments are closed.