Las bebidas del papa Francisco

450806846
0 Comentarios 212 Visitas

 

450806846

 

UN BRINDIS CON FRANCISCO: AGUA, MATE O VINO TINTO

¿Francisco beberá tequila, la típica bebida mexicana? Parecería que sí. Al comienzo del año, en la plaza de San Pedro, entre la gente estaba un peregrino mexicano que gritó: “Papa, ansiosamente lo esperamos en México”. Y Bergoglio, en tono de broma le preguntó: “Con tequila o sin tequila?”. El fiel respondió: “Con mucho tequila.” De hecho Francesco nos tiene acostumbrados a muchas sorpresas: desafiando cualquier estándar de seguridad más de una vez bebió en la plaza un mate ofrecido por peregrinos de Argentina.

Pero ¿qué otras bebidas toma el Papa en privado? Francisco es muy sobrio con el alcohol: sólo un chorrito de vino blanco o, mejor aún, tinto, en el almuerzo o la cena, sobre todo en compañía. Es inconcebible, por tanto, que el Papa beba tequila en México, lo suyo era sólo una broma.

El agua en la Casa Santa Marta es servida en jarra o botella. Al Papa le gusta natural o con poco gas. Al final de las comidas no bebe café, aunque en el reciente Sínodo de los Obispos sobre la familia bebió con mucho gusto uno durante los descansos. Rechaza las bebidas de cola y la limonada, a las que era muy aficionado el papa Benedicto XVI. En el Sínodo siempre bebió jugo de frutas.

Toma café con leche en la mañana, en el desayuno. En su lugar de trabajo de la mañana, en su oficina o mientras recibe visitas, pide una jarra con agua. Por la tarde, después de la siesta, en su pequeño estudio en Santa Marta, toma mate, la bebida tradicional de Argentina.

Al mate, en tono de broma, lo llama “mi droga”. En julio del año pasado, cuando llegó a La Paz, Bolivia, a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, rechazó las hojas de coca que se mastican habitualmente para sobrellevar la altura y la falta de oxígeno. Pero antes de bajar del avión tomó un poco de mate que le dio energía.

Ignazio Ingrao

×

Comments are closed.